Pontificio Instituto Catequistico Escuela de la Fe  
   
escueladelafe.cl Web
  Crear cuenta Inicio Programas Académicos Cursos SENCE Quiénes Somos Documentos descargables Ingresar Enviar noticia Archivo Noticias  
  Menú
PROGRAMAS ACADEMICOS
CURSOS SENCE
PEDAGOGIA EN RELIGION
DIPLOMADOS

INICIO
NOTICIAS
 NOTICIAS
 ARCHIVO NOTICIAS
 ENVÍANOS NOTICIAS
 ARTÍCULOS
SERVICIOS
 DESCARGAS
 ENLACES WEB
 ARTÍCULOS
 EVANGELIO DEL DÍA
 FOTOGALERÍA
INFORMACIÓN
 QUIENES SOMOS
 PRESENCIA MUNDIAL

 PERFIL FORMATIVO
 REGLAMENTO
· PROGRAMAS ACADEMICOS
SALA VIRTUAL
CONTACTO
 CONTÁCTANOS
 RECOMIÉNDANOS
 AVISO LEGAL
  Especiales
Semana Santa
Mes de María
Especial de Navidad
Santa Teresita de los Andes
San Pedro y San Pablo
Pentecostes
Sagrado Corazón de Jesús
Día del Catequista
  Noticias anteriores
Miércoles, 02 enero
· Mensaje de Navidad 2007 - Mons. Francisco Javier Errázuriz Ossa
· Mensaje Urbi et Orbi 2007 - S.S. Benedicto XVI
Martes, 18 diciembre
· Seminario: «Consideraciones pedagógicas para la educación en valores y la formación de virtudes
Viernes, 07 diciembre
· Curso de Formación para Religiosas
Lunes, 03 diciembre
· «SPE SALVI» «Salvados en la esperanza»
Domingo, 04 noviembre
· Mes de María
Lunes, 29 octubre
· Mensaje del Cardenal Hummes a los catequistas del mundo
Jueves, 04 octubre
· Semana de la Familia 2007
Miércoles, 12 septiembre
· XIV Encuentro Nacional de Jóvenes
Miércoles, 29 agosto
· Septiembre: Mes de la Biblia

Artículos Viejos
 DÍA DEL PADRE

Noticias de la IglesiaDÍA DEL PADRE
En el día del Padre, el Pontificio Instituto Catequístico «Escuela de la Fe», saluda a todos los padres, y les invita a ver el especial preparado para ustedes.

¡F E L I Z   D Í A!

ORIGEN DEL DÍA DEL PADRE
SALUDO DEL VICARIO PARA LA FAMILIA A LOS PADRES DE FAMILIA
LA PATERNIDAD DE DIOS EN EL ANTIGUO TESTAMENTO
TIPOS DE PADRES
SUGERENCIAS PARA INCORPORAR EN LA CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA O DE LA PALABRA
ACTIVIDADES PARA LOS NIÑOS
REFLEXIONES, POEMAS…



ORIGEN DEL DÍA DEL PADRE

En el año 1909 Sonora Smart Dodd, de Washington, propuso la idea de celebrar el día del padre.

Ella quería homenajear a su padre, un veterano de la guerra civil llamado Henry Jackson Smart, que enviudó cuando su esposa murió en el parto de su sexto hijo y, a partir de ahí, se hizo cargo de la crianza de los niños suplantando el amor y la dedicación de la madre y a la vez, cumpliendo su rol de padre.

El primer día del padre se celebró en Spokane Washington un 19 de junio de 1910. Ese mismo día, en varias ciudades de los EEUU, la gente se unió a las celebraciones.

Pero oficialmente en los EEUU se festeja desde 1924, cuando el presidente Calvin Coolidge declaró la fecha como celebración nacional.

En 1966 el presidente Lyndon Johnson firmó una proclamación que declaraba el 3er. Domingo de junio como día del padre.

De inmediato, muchos países Latinoamericanos adoptaron la celebración para honrar a todos los hombres que cumplen ese rol. Abuelos, padrastros y padres festejan este día con sus familias en todo el continente.

Las primeras celebraciones eran netamente familiares e íntimas. Pero con el correr de los años, los comercios se poblaron de regalos para agasajar a los padres en su día.


SALUDO A LOS PADRES DE FAMILIA.

P. Jaime Fernández, Vicario para la Familia, Arzobispado de Santiago.

Padre Hurtado y Juan Pablo II: Modelos de paternidad

En el día del padre quisiéramos hacer llegar un saludo afectuoso a todos los papás. Este año nos inspiran dos grandes figuras paternales: El recién fallecido Papa Juan Pablo II y el Padre Hurtado, que ha recibido el título de “un Padre para Chile”.

En un tiempo de orfandad de líderes, Juan Pablo encarnó el ideal de personalidad paternal a través de una influencia cercana a todos los hombres de todos los pueblos y todas las edades. Fue capaz de despertar, impulsar y orientar la vida. Mostró el sentido que tiene una auténtica autoridad que engendra vida y la orienta hacia su plenitud. Representó un ideal de virilidad en un tiempo plagado de ambigüedades sexuales. Su liderazgo paternal lo hizo capaz de generar vínculos a través de un encuentro siempre personal, cálido, afectivo y productivo y a través de un seguimiento personalizado. En él vemos un modelo de paternidad que ilumina la tarea de todos aquellos que comparten la responsabilidad de conducir un hogar y de formar y orientar a sus hijos.

El Padre Hurtado, a su vez, recibió el título de “un Padre para Chile” debido a su indiscutible sentido de responsabilidad por la vida de los más débiles y por su preocupación por el destino de toda la Nación. Su personalidad amplia, sólida y estable sirvió de guía a toda una generación. Estas dos personalidades paternales pueden darnos luces para asumir con toda dignidad la misión de padres en un tiempo difícil.

Un saludo y bendición para todos los papás.

P. Jaime Fernández Vicario para la Familia
Arzobispado de Santiago

Fuente DOP


LA PATERNIDAD DE DIOS EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

Catequesis de S.S. Juan Pablo II en la audiencia general de los miércoles

20 de enero de 1999

1. El pueblo de Israel, como hemos explicado en la catequesis anterior, experimentó a Dios como Padre. Al igual que todos los demás pueblos, intuyó en él los sentimientos paternos que se constatan en la experiencia habitual de un padre terreno. Sobre todo descubrió en Dios una actitud particularmente paternal, partiendo del conocimiento directo de su acción salvífica especial (cf. Catecismo de la Iglesia católica, n. 238).

Desde el primer punto de vista, el de la experiencia humana universal, Israel reconoció la paternidad divina a partir del asombro ante la creación y ante la renovación de la vida. El milagro de un niño que se forma en el seno materno no se explica sin la intervención de Dios, como recuerda el salmista: «Tú has creado mis entrañas, me has tejido en el seno materno» (Sal 139, 13). Israel podo ver en Dios a un padre también por analogía con algunos personajes que desempeñaban una función pública, especialmente religiosa, y eran considerados padres: así los sacerdotes (cf. Jc 17, 10; 18, 19; Gn 45, 8) o los profetas (cf. 2 R 2, 12). Además, se comprende muy bien que el respeto que la sociedad israelita exigía hacia el padre y hacia los padres impulsara a ver en Dios a un padre exigente. En efecto, la legislación de Moisés es muy severa con respecto a los hijos que no respetan a sus padres, hasta el punto de que prevé la pena de muerte para quien golpea o incluso sólo maldice a su padre o a su madre (cf. Ex 21, 15. 17).

2. Pero, más allá de esta representación sugerida por la experiencia humana, en Israel madura una imagen más específica de la paternidad divina a partir de las intervenciones salvíficas de Dios. Al salvarlo de la esclavitud de Egipto Dios llama a Israel a entrar en una relación de alianza con él e incluso a considerarse su primogénito. De este modo, Dios demuestra que es su padre de manera singular, como lo atestiguan las palabras que dirige a Moisés: «Y dirás al faraón: Así dice el Señor: "Israel es mi hijo, mi primogénito"» (Ex 4, 22). En el tiempo de la desesperación, este pueblo-hijo podrá permitirse invocar con el mismo título de privilegio al Padre celestial, para que renueve una vez más el prodigio del éxodo: «Ten compasión del pueblo que lleva tu nombre, de Israel, a quien nombraste tu primogénito» (Si 36, 11). En virtud de esta situación, Israel está obligado a cumplir una ley que lo distingue de los demás pueblos, a los que debe testimoniar la paternidad divina de la que goza de manera especial. Lo subraya el Deuteronomio en el contexto de los compromisos derivados de la alianza: «Sois hijos del Señor, vuestro Dios. (...) Porque tú eres un pueblo consagrado al Señor, tu Dios, y el Señor te ha escogido para que seas el pueblo de su propiedad personal entre todos los pueblos que hay sobre la haz de la tierra» (Dt 14, 1-2).

Al no cumplir la ley de Dios, Israel obra contra su condición de hijo, mereciendo los reproches del Padre celestial: «Desdeñas a la Roca que te dio el ser; olvidas al Dios que te engendró» (Dt 32, 18). Esta condición filial afecta a todos los miembros del pueblo de Israel, pero se aplica de modo singular al descendiente o sucesor de David, según el célebre oráculo de Natán, en el que Dios dice: «Yo seré para él padre y él será para mí hijo» (2 S 7, 14, cf. 1 Cro 17, 13). La tradición mesiánica, apoyada en este oráculo, afirma una filiación divina del Mesías. Dios dice al rey mesiánico: «Tú eres mi Hijo: yo te he engendrado hoy» (Sal 2, 7; cf. 110, 3).

3. La paternidad divina con respecto a Israel se caracteriza por un amor intenso, constante y compasivo. A pesar de la infidelidad del pueblo, y las consiguientes amenazas de castigo, Dios se muestra incapaz de renunciar a su amor. Y lo expresa con palabras llenas de profunda ternura, incluso cuando se ve obligado a quejarse de la falta de correspondencia de sus hijos: «Yo enseñé a Efraím a caminar, tomándole por los brazos, pero ellos no conocieron que yo cuidaba de ellos. Con cuerdas de bondad los atraía, con lazos de amor, y era para ellos como los que alzan a un niño contra su mejilla, me inclinaba hacia él y le daba de comer. (...) ¿Cómo voy a dejarte, Efraím?, ¿cómo entregarte, Israel? (...) Mi corazón está en mí trastornado, y a la vez se estremecen mis entrañas» (Os 11, 3-8 cf. Jr 31, 20).

Incluso la reprensión se convierte en manifestación de un amor de predilección, como lo explica el libro de los Proverbios: «No desdeñes, hijo mío, la instrucción del Señor; no te dé fastidio su reprensión, porque el Señor reprende a aquel que ama, como un padre al hijo querido» (Pr 3, 11-12).

4. Una paternidad tan divina, y al mismo tiempo tan «humana» por los modos en que se expresa, resume en sí también las características que de ordinario se atribuyen al amor materno. Las imágenes del Antiguo Testamento en las que se compara a Dios con una madre, aunque sean escasas, son muy significativas. Por ejemplo, se lee en el libro de Isaías: «Dice Sión: "el Señor me ha abandonado, el Señor me ha olvidado". ¿Acaso olvida una mujer a su niño de pecho, sin compadecerse del hijo de sus entrañas? Pues aunque una de ellas llegara a olvidarse, yo no te olvido» (Is 49, 14-15). Y también: «Como uno a quien su madre consuela, así yo os consolaré» (Is 66, 13).

Así, la actitud divina hacia Israel se manifiesta también con rasgos maternales, que expresan su ternura y condescendencia (cf. Catecismo de la Iglesia católica, n. 239). Este amor, que Dios derrama con tanta abundancia sobre su pueblo, hace exultar al anciano Tobías y le impulsa a proclamar: «Confesadlo, hijos de Israel, ante todas las gentes, porque él os dispersó entre ellas y aquí os ha mostrado su grandeza. Exaltadlo ante todos los vivientes, porque él es nuestro Dios y Señor, nuestro Padre por todos los siglos» (Tb 13, 3-4).



TIPOS DE PADRES

Existen diversos tipos, cascarrabias, tiernos, modernos y tradicionales. Hay papás cómplices, consejeros y talentosos, pero en una palabra para sus hijos son los mejores del mundo y gracias a su esfuerzo y dedicación, al lado de mamá, logran construir un armonioso hogar.

Tipos de papás:

Papá ideal

Escuchar y conversar son sus cualidades. Para él, los valores de sus hijos y el desarrollo de su personalidad son la base de la formación, por eso, respeta las determinaciones, espacios y concepciones, siempre y cuando no sobrepasen los límites que el hogar, como normas, tiene.

Papá informal
Por lo general piensa que los años nunca pasan y que él puede llegar a ser el confidente de sus hijos, aunque cuando ve que la situación se sale de sus manos, recurre a la autoridad para hacer respetar su posición. Lo más seguro es que al día siguiente haya olvidado lo sucedido y traiga una gigante pizza a casa.

Papá sobreprotector
Es aquel extremadamente cuidadoso, que no le permite a usted tomar decisiones ni resolver sus propios conflictos. Muchas veces llega hasta manipular los sentimientos para demostrar que él es indispensable y superior a los demás miembros de la familia.

Papá inestable
La autoridad es su rasgo característico. Cree que por su machismo no debe demostrar su afecto e interés a sus hijos, es distante y ausente, no conoce los gustos ni sabe cómo sus hijos perciben la vida. Su gran temor es perder el respeto y la templanza de su carácter.


SUGERENCIAS PARA EL DÍA DEL PADRE
EN UN CONTEXTO DE CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA O DE LA PALABRA


Conferencia Episcopal de Chile
Comisión Nacional de Pastoral de la Infancia

En la misa se puede celebrar a los papás con algunos signos y gestos:

  • Como signo, destacar la imagen de San José, que es un muy buen ejemplo de paternidad y Fe con más flores, etc.
  • Las lecturas y guías de la misa pueden hacerlas papás, destacando este hecho.
  • En la Oración universal incluir algunas peticiones por ellos (por ejemplo):
    - "Pidamos al Dios de la Vida por nuestros Padres y todos los padres, especialmente los presentes; para que el Señor les retribuya todo el bien que nos han hecho desde el momento de nuestra concepción"
    - “Pidamos también por los ausentes y los que no han asumido su responsabilidad y su misión, para que el Señor ilumine sus corazones y siembre en ellos el Amor.”
  • Participación de los padres en las ofrendas
  • Al final de la misa, antes de la bendición se pueden realizar algunos signos:
    - Se le entrega a los papás la oración “José enséñanos” y se les pide que ellos la recen.
    - luego el sacerdote les da una bendición especial:

Bendición a los Padres

Señor Dios, Padre bueno, creador del género humano,
Tú enviaste a tu Hijo Jesús,
para redimir y salvar a los hombres,
El quiso nacer en una familia como la nuestra,
Le diste a la Virgen María como madre
y a San José como padre;
te pedimos por estos padres
para que a ejemplo de San José
amen a sus hijos, los cuiden y protejan,
Y sobre todo, les enseñes a amarte a Ti
que eres nuestro Padre del Cielo,
te sirvan en todo,
y alcancen finalmente la vida eterna.
Te lo pedimos a Ti que vives y reinas por los siglos de los siglos
AMEN

 

Oraciones de San José

José, enséñanos

José, San José, el carpintero de Nazaret, el esposo de María, el padre de Jesús. Enséñanos a tener tu fe, tu confianza y tu espíritu que tuviste. Enséñanos tu justicia, tu capacidad para hacer el bien y la bondad. Enséñanos a poner cada día, en nuestra familia, en nuestro trabajo, en todo lo que hacemos, el amor y la entrega que tú pusiste. Enséñanos a tener el corazón abierto para reconocer en nuestra vida las huellas de Dios, para escuchar lo que él nos pide y para comprender los caminos que nos abre.

José de Nazaret, nos alegramos de la felicidad que compartiste con María, viendo crecer a Jesús y ayudándole a hacerse hombre. Que la cercanía de Jesús sea también nuestra felicidad y la de todo el mundo.

Para pedirle protección
San José, elegido por Dios para ser en esta tierra el casto esposo de María y el padre de Jesús, intercede por nosotros que nos dirigimos a ti. Tú que fuiste el fiel custodio de la Sagrada Familia, bendice y protege a las familias de este mundo. Tú, que fuiste maestro de laboriosidad, intercede en favor de todos aquellos que trabajan. Tú, que tantas veces sufriste en tu vida la prueba, ayuda a los que sufren.
  • Después de la bendición los niños, o los hijos presentes pueden bendecir a las papás con una señal de la cruz en la frente o con agua bendita. Se les puede dar un aplauso al final....


ACTIVIDADES PARA LOS NIÑOS

Aula Creativa ( www.aulacreativa.cl) nos ofrece actividades para que los niños realicen y se las regalen a sus Papás en su día



POEMAS, REFLEXIONES…

 

PARA MI PADRE

Colaboración de Magali Sauceda, México

Cuantas cosas son necesarias decir

antes que sea demasiado tarde

escucho tanta gente sufrir del recuerdo, del instante

no queriendo admitir, aceptar lo irreparable

lamentos, gritos, dolor,

sin ni siquiera ya escucharse, por eso hoy quiero escribir,

escribir para mi padre

que lo tengo hoy aquí,

y reparar lo irreparable...

Yo siempre pienso en ti,

mi viejo inolvidable,

y hoy te digo te amo,

gracias por ser mi padre...

Los recuerdos de cuando niño,

de cuando te veía gigante!!

y hoy que soy adulto

te veo aún más grande,

por eso hoy te digo...

te amo padre... antes que sea

demasiado tarde!!!


UN PADRE

Un padre no es solo el que te trajo a este mundo,
es tu compañero, lo conoces desde niña,
es el que te dio la vida.

Pero en algunas ocasiones lo ves,
y no te puedes contener,
las ganas de decirle cuanto lo quieres,
pero hay veces que el momento pregunta;
¿Por qué?

¿Para qué?
lo voy a ver mañana,
mañana se lo diré.

Y así sin darte cuenta,
los días pasan,
y él te espera.

Llegas de la escuela,
te decides,
lo buscas,
no lo encuentras...

Ves a tu madre llorar en el sofá de la sala,
sin preguntarle por que,
te sueltas en llanto,
¿qué paso mamá?
voltea a verte con los ojos llenos de lágrimas…

Tu padre hija, tu padre...
que, que tiene!
casi gritando le respondes,
se accidento y murió hace una hora,
pero como,-gritas-, como!

La lluvia sobre el pavimento,
lo hizo derrapar en la carretera,
bajo el puente, cerca del trabajo.

Y, aún sin poderlo creer, dices:
pero ¿por qué, por qué?
solo un puente, un puente se interpuso,
en decirle: ¡papá, cuanto te quiero!


PAPI ¿TIENES TIEMPO PARA MÍ?

Anónimo

Papi ¿Cuanto ganas? Dijo el pequeño con voz tímida fijando sus
expresivos ojos en su agotado padre que llegaba del trabajo.

"No me molestes, hijo
¿No ves que vengo muy cansado?
"Pero, papi. Dime por favor ¿Cuanto ganas?" Insistió.

"Doscientos pesos al día".
Respondió el hombre irritado con tal de quitárselo de encima.

El niño se asió de su saco y le dijo: "Papi, ¿Me prestas cien pesos?

El padre montó en cólera y tratando con brusquedad al niño, le
dijo:

"Así que para eso querías saber cuanto gano. Vete a dormir y no
me estés molestando, muchacho aprovechado".

Ya había caído la noche cuando el padre se puso a meditar sobre lo ocurrido.

El incidente lo hizo sentirse culpable. Tal vez su hijo quería comprar algo...

Había estado muy ocupado en el trabajo últimamente y no estaba al
tanto de los acontecimientos del hogar.

Queriendo descargar su conciencia
dolida, se asomó a la habitación del pequeño.

"Hijo ¿Estás dormido?"

El niño abrió los ojos a medias. "Aquí tienes
el dinero que me pediste. ¿Para que lo querías?"

Tallándose los ojos, su
hijo metió la manita debajo de su almohada y sacó varios billetes arrugados.

Es que quería completar. ¿Me vendes un día de tu tiempo?


MEDIA COBIJA

Colaboración de Ricardo Lozano Vega
México

Don Roque era ya un anciano cuando murió su esposa. Durante largos años había trabajado con ahínco sacar adelante a su familia.

Su mayor deseo era ver convertido a su hijo en todo un hombre de bien y para lograrlo dedicó su escasa fortuna.

A sus setenta años Don Roque se encontraba sin fuerzas sin esperanza y lleno de recuerdos.

Esperaba que su único hijo, ahora brillante profesionista, le ofreciera su apoyo y comprensión, pero veía pasar los días sin que este apareciera. Y decidió visitarlo por primera vez y pedirle un favor.

-¡Hola papá!, ¡que milagro que vienes por acá!

- Ya sabes que no me gusta molestarte, pero me siento muy solo; además estoy cansado y viejo.

-Pues a nosotros nos da mucho gusto que vengas a visitarnos ya sabes que esta es tu casa.

-Gracias hijo, pero temía ser un estorbo para ti y tu familia, ¿entonces no te molestaría que me quedara a vivir en tu casa con ustedes?

-¿Quedarte a vivir aquí?, si…claro... Pero no sé si estarías a gusto. Tu sabes, esta casa es muy chica… Y mi esposa es muy especial… y los niños tu sabes...

-Mira hijo si te causo muchos problemas olvídalo. No te preocupes por mi alguien me tenderá la mano.

-No papá, no es eso. Solo que… No se me ocurre donde podrías dormir no puedo sacar a nadie de su cuarto, mis hijos no me lo perdonarían… o solo que no te moleste.

-¿Qué?

-Dormir en el patio…

-A eso, no, para mi esta bien.

El hijo de Don Roque llamó a su hijo Luis de doce años.

-Dime papa.

- Mira hijo tu abuelo se quedará a vivir con nosotros, trae una cobija para que se tape en la noche.

-Si, con gusto… ¿y donde va a dormir?

-En el patio, no quiero que nos incomodemos por su culpa.

Luis subió por la cobija tomo unas tijeras y la corto en dos. En ese momento llego su padre.

-¿Qué haces Luis? ¿Por que cortas la manta de tu abuelo?

- Sabes papá estaba pensando…

-¿Pensando en que?

-En guardar la mitad de la cobija para cuando tú seas ya viejo y vayas a vivir en mi casa.


CUANDO DIOS CREÓ A LOS PADRES…

Colaboración de Rafael Caraballo
Puerto Rico  

Cuando Dios creó a los padres, comenzó con una talla grande. Un ángel se le acercó y le dijo: "¿Qué clase de Padre es ese? ¿Si estás haciendo niños tan cerca del suelo, por qué pones al Padre tan arriba?

No podrá jugar canicas sin arrodillarse, arropar a un niño en cama sin torcerse la espalda, o besar a un niño sin encorvarse."

Dios sonrió y dijo: "Sí, pero si le hago del tamaño de un niño, ¿Cómo quién tendrían que crecer los niños?"

Y cuando Dios hizo las manos del Padre, éstas eran grandes. El ángel agitó su cabeza y dijo: "Las manos grandes no pueden sujetar un pañal, abrochar botones pequeños, poner un curita, o quitar astillas a causa de jugar con un bate de béisbol."

De nuevo Dios sonrió y dijo: "Lo sé, pero son lo suficientemente grandes para sostener todo lo que un muchacho pequeño vacía de sus bolsillos, y todavía bastante pequeñas para acariciar la cara de una niño con una sola de ellas."

Entonces Dios amoldó piernas largas delgadas y hombros anchos. "¿Te has dado cuenta que hiciste un padre sin regazo?" El ángel lo dijo susurrando.

Dios dijo: "Una madre requiere un regazo. Un padre necesita hombros fuertes para tirar un trineo, balancear a un muchacho en una bicicleta, o sostener una cabeza soñolienta de un pequeño como un gran malabarista."

Cuando Dios estaba en el medio de la creación se mostraron los pies más grandes vistos hasta entonces, el ángel no pudo contenerse más: "Esto no es confiable. ¿Honestamente crees que esos pies van a llegar rápido a la cama del bebé cuando llore en las mañanas, o andar a través de una fiesta de cumpleaños sin pisar a los huéspedes?"

Y Dios dijo: "Trabajarán. Ya lo verás. Soportarán y tendrán la fuerza para pedalear con un niño pequeño un paseo en bicicleta por la montaña o asustarán ratones en una cabaña de verano, y mostrarán al pequeño el desafío de llenar esos zapatos."

Dios trabajó todo la noche, dio al padre pocas palabras, pero una voz firme para mostrar autoridad; ojos que ven todo, pero con calma y tolerancia. Lo dotó también de una gran sabiduría para educar a sus hijos y tomar las decisiones correctas

Finalmente, agregó lágrimas. Entonces volvió al ángel y le dijo: "¿Ahora estás satisfecho? ¡Puede amar intensamente como lo hace una madre!"

El ángel no dijo más.


Querido Papá:

Quiero contarte algo que se refiere a nosotros dos.

Quiero compartir contigo algunas experiencias que  viví a tu lado sin que tú lo supieras, experiencias que de alguna manera le  transmitiré a mis hijos, cuando sea yo quien los tenga.

... Cuando pensabas que no te veía,  te escuché pedirle al Ser Supremo salud y trabajo para nosotros, y aprendí que existía Alguien con quien yo podría conversar en el futuro

... Cuando pensabas que no te veía, te vi preocuparte por tus amigos sanos y por tus amigos enfermos, y así aprendí que todos debemos ayudarnos y cuidarnos unos a otros

... Cuando pensabas que no te veía, te vi dar tu tiempo y dinero para ayudar a personas que nada tenían y aprendí que aquellos que tenemos, debemos compartirlo con quienes no tienen.

... Cuando pensabas que no te veía te sentí darme un beso por la noche y me sentí amado y seguro.

... Cuando pensabas que no te veía, te vi atender la casa y a todos los que vivimos en ella, y aprendí a cuidar lo que es dado.

... Cuando pensabas que no te veía, vi cómo cumplías con tus responsabilidades, aún cuando no te sentías bien, y aprendí que debo ser responsable cuando crezca.

... Cuando pensabas que no te veía vi tus lágrimas, y entonces aprendí que a veces las cosas duelen, y que está bien llorar.

... Cuando pensabas que no te veía, vi que yo te importaba y quise ser todo lo que puedo llegar a ser.

... Cuando pensabas que no te veía, aprendí casi todas las lecciones de la vida que necesito saber para ser una buena persona y también productiva cuando crezca.

... Cuando pensabas que no te veía, te vi y quise decir:
¡gracias por todas las cosas que vi, cuando pensabas que no te veía!

 Nosotros tus hijos.

Anónimo


ORACIÓN POR MI PADRE


Señor, te agradezco por el padre que me diste y que tanto admiro. Haz que siempre lo ame más y que él se sienta amado. Auméntale las alegrías y no permitas que yo, para él, me convierta en un peso. Ayúdame a aliviar sus horas de cansancio y preocupaciones, para que pueda servirle de "Cirineo". No dejes, Señor, que los desengaños le hagan decaer o que el desánimo le domine. Ayúdale a enfrentar, con renovado coraje, sus responsabilidades y a actuar frente a ellas de la mejor manera posible. Que él sea firme y severo cuando sea necesario, sin dejar de ser bueno. Que no se pierda en la impaciencia, sino que sepa perdonar mis flaquezas. Que yo no repare en sus defectos, Señor, sino en sus cualidades y que sepa no sólo admirar sus buenos ejemplos, sino también imitarlo, especialmente cuando a mi vez tenga mis propios hijos. Consérvalo, Señor, en tu amor y que nuestra familia, viviendo ahora unida bajo tus cuidados y bendiciones, pueda también vivir unida en el cielo, para cantar tu nombre.

Amén.




 
  Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Noticias de la Iglesia
· Noticias de administrador


Noticia más leída sobre Noticias de la Iglesia:
«¡SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS EN VOS CONFÍO!» - FIESTA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

  Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 4.51
votos: 29


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


  Opciones

 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo





Instituto Escuela de la Fe, con 35 años de experiencia internacional en la formación de Educadores de la Fe
Perteneciente a la Universidad Finis Terrae, www.uft.cl
Pedro de Valdivia 1509, Providencia, Santiago, Tel.(562) 4207222 - 4207328.
Todos los logos y marcas registradas que aparecen en este sitio son propiedad de sus respectivos autores.
Los comentarios publicados son responsabilidad de quien los emite y no representan necesariamente la postura de nuestra Institución.
Ofrece noticias, documentos de la iglesia para descargar, aviso de eventos y actividades, foros y cursos a distancia
Página Generada en: 0.155 Segundos