Pontificio Instituto Catequistico Escuela de la Fe  
   
escueladelafe.cl Web
  Crear cuenta Inicio Programas Académicos Cursos SENCE Quiénes Somos Documentos descargables Ingresar Enviar noticia Archivo Noticias  
  Menú
PROGRAMAS ACADEMICOS
CURSOS SENCE
PEDAGOGIA EN RELIGION
DIPLOMADOS

INICIO
NOTICIAS
 NOTICIAS
 ARCHIVO NOTICIAS
 ENVÍANOS NOTICIAS
 ARTÍCULOS
SERVICIOS
 DESCARGAS
 ENLACES WEB
 ARTÍCULOS
 EVANGELIO DEL DÍA
 FOTOGALERÍA
INFORMACIÓN
 QUIENES SOMOS
 PRESENCIA MUNDIAL

 PERFIL FORMATIVO
 REGLAMENTO
· PROGRAMAS ACADEMICOS
SALA VIRTUAL
CONTACTO
 CONTÁCTANOS
 RECOMIÉNDANOS
 AVISO LEGAL
  Especiales
Semana Santa
Mes de María
Especial de Navidad
Santa Teresita de los Andes
San Pedro y San Pablo
Pentecostes
Sagrado Corazón de Jesús
Día del Catequista
  Noticias anteriores
Miércoles, 02 enero
· Mensaje de Navidad 2007 - Mons. Francisco Javier Errázuriz Ossa
· Mensaje Urbi et Orbi 2007 - S.S. Benedicto XVI
Martes, 18 diciembre
· Seminario: «Consideraciones pedagógicas para la educación en valores y la formación de virtudes
Viernes, 07 diciembre
· Curso de Formación para Religiosas
Lunes, 03 diciembre
· «SPE SALVI» «Salvados en la esperanza»
Domingo, 04 noviembre
· Mes de María
Lunes, 29 octubre
· Mensaje del Cardenal Hummes a los catequistas del mundo
Jueves, 04 octubre
· Semana de la Familia 2007
Miércoles, 12 septiembre
· XIV Encuentro Nacional de Jóvenes
Miércoles, 29 agosto
· Septiembre: Mes de la Biblia

Artículos Viejos
 Día del Catequista

Noticias Escuela de la FeDía del Catequista
Inspirados en el lema “Catequistas anunciemos a Cristo Vivo”, nuestra Iglesia Chilena, el 27 de mayo, se apronta a celebrar el día del catequista.


  • Saludo
  • Cristocentrismo en la Catequesis
  • Ser y quehacer de la Catequesis
  • Oración del Catequista
  • Semana del Catequista 2005
  • Exhortación Apostólica Catechesi Tradendae, Juan Pablo II






  • La CATEQUESIS ha sido siempre considerada por la Iglesia como una de sus tareas primordiales, ya que Cristo resucitado, antes de volver al Padre, dio a los Apóstoles esta última consigna: hacer discípulos a todas las gentes, enseñándoles a observar todo lo que Él había mandado.(Mt 28, 19s) Él les confiaba de este modo la misión y el poder de anunciar a los hombres lo que ellos mismos habían oído, visto con sus ojos, contemplado y palpado con sus manos, acerca del Verbo de vida.(1Jn 1, 1) Al mismo tiempo les confiaba la misión y el poder de explicar con autoridad lo que Él les había enseñado, sus palabras y sus actos, sus signos y sus mandamientos. Y les daba el Espíritu para cumplir esta misión. (Catechesi Tradendae, 1)




    Saludo

    P. José Carraro B.
    Director Comisión Nacional de Catequesis




    Apreciados hermanos catequistas:


    En este contexto post- pascual  les envío a todos un abrazo fraternal y mis felicitaciones personales, junto con los saludos de la Comisión Nacional de Catequesis. En todas las comunidades cristianas de Chile estamos celebrando  con sentimientos de gratitud y gozo nuestro día. Es éste un momento muy oportuno para agradecer  la vocación de ser educadores de la fe de nuestros hermanos y reafirmar el compromiso de seguir creciendo en este servicio tan bello y valioso.

    Ciertamente, como ya es tradición en nuestra iglesia, estarán  celebrando este día todos unidos: párrocos, catequistas, profesores de religión y agentes de pastoral.

    Es una ocasión muy propicia para reflexionar y celebrar  comunitariamente el contenido y la significación del lema que les  hemos enviado desde la Comisión Nacional.

    “CATEQUISTAS: ANUNCIEMOS A  CRISTO VIVO “

    Se trata de una invitación que nos hace la Iglesia y que está en sintonía con las grandes preocupaciones pastorales  contemporáneas.

    Los catequistas nos damos cuenta a diario cómo cambian permanentemente los contextos socioculturales y, como consecuencia, los estilos de vida cristiana de nuestra gente. Frente a los nuevos desafíos, nuestros obispos nos estimulan  a potenciar  el Anuncio de Cristo Vivo, como el único y verdadero  salvador, el que puede responder también hoy a las necesidades más profundas de la mente y del corazón del hombre. No tememos para que buscar en otros o en otras cosas las respuestas que necesitamos. Cristo Vivo es “La respuesta.”

    Sabemos por experiencia que no hay catequesis sólida y fecunda sin  Kerigma. Es urgente  anunciar a Cristo Vivo con la fuerza y la valentía de los primeros discípulos del Señor, para que nuestros destinatarios lo acojan con fe y sean sus discípulos fieles y misioneros entusiastas.

    Como catequistas, hemos sido enviados a comunicar esta Buena Noticia como fruto de nuestro propio encuentro personal con el Señor. Esta es nuestra dicha y nuestra vocación.

    Feliz día a todos y que el resucitado los llene con el Don precioso de su  Espíritu, es decir, de su Amor generoso y fecundo. Unidos en la oración y en la Misión.


     

    El Cristocentrismo en la Catequesis



    a) El cristocentrismo del mensaje evangélico (DGC, 98- 100)


    Jesucristo no sólo transmite la Palabra de Dios: El es la Palabra de Dios. Por eso, la catequesis -toda ella- está referida a El.

    En este sentido, lo que caracteriza al mensaje que transmite la catequesis es, ante todo, el « cristocentrismo »,(Cf CEC 426-429; CT 5-6; DCG (1971) 40) que debe entenderse en varios sentidos:

    - En primer lugar, significa que « en el centro de la catequesis encontramos esencialmente una Persona, la de Jesús de Nazaret, Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad».( CT 5) En realidad, la tarea fundamental de la catequesis es mostrar a Cristo: todo lo demás, en referencia a El. Lo que, en definitiva, busca es propiciar el seguimiento de Jesucristo, la comunión con El: cada elemento del mensaje tiende a ello.

    - El cristocentrismo, en segundo lugar, significa que Cristo está « en el centro de la historia de la salvación »,(DCG (1971) 41a. 39. 40. 44.) que la catequesis presenta. El es, en efecto, el acontecimiento último hacia el que converge toda la historia salvífica. El, venido en « la plenitud de los tiempos » (Ga 4,4), es « la clave, el centro y el fin de toda la historia humana ».(GS 10.) El mensaje catequético ayuda al cristiano a situarse en la historia, y a insertarse activamente en ella, al mostrar cómo Cristo es el sentido último de esta historia.

    - El cristocentrismo significa, igualmente, que el mensaje evangélico no proviene del hombre sino que es Palabra de Dios. La Iglesia, y en su nombre todo catequista, puede decir con verdad: « Mi doctrina no es mía, sino del que me ha enviado » (Jn 7,16). Por eso, lo que transmite la catequesis es « la enseñanza de Jesucristo, la verdad que El comunica o, más exactamente, la Verdad que El es ».( CT 6.) El cristocentrismo obliga a la catequesis a transmitir lo que Jesús enseña acerca de Dios, del hombre, de la felicidad, de la vida moral, de la muerte... sin permitirse cambiar en nada su pensamiento.( Cf 1 Co 15,1-4; EN 15e.f.)

    Los evangelios, que narran la vida de Jesús, están en el centro del mensaje catequético. Dotados ellos mismos de una « estructura catequética »,(CT 11b) manifiestan la enseñanza que se proponía a las primitivas comunidades cristianas y que transmitía la vida de Jesús, su mensaje y sus acciones salvadoras. En la catequesis, « los cuatro evangelios ocupan un lugar central, pues su centro es Cristo Jesús ».(CEC 139.)

     b) El cristocentrismo trinitario del mensaje evangélico

    La Palabra de Dios, encarnada en Jesús de Nazaret, Hijo de María Virgen, es la Palabra del Padre, que habla al mundo por medio de su Espíritu. Jesús remite constantemente al Padre, del que se sabe Hijo Único, y al Espíritu Santo, por el que se sabe Ungido. El es el « camino » que introduce en el misterio íntimo de Dios.( Cf Jn 14,6)

    El cristocentrismo de la catequesis, en virtud de su propia dinámica interna, conduce a la confesión de la fe en Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Es un cristocentrismo esencialmente trinitario. Los cristianos, en el Bautismo, quedan configurados con Cristo, « Uno de la Trinidad »,(CEC 468.) y esta configuración sitúa a los bautizados, « hijos en el Hijo », en comunión con el Padre y con el Espíritu Santo. Por eso su fe es radicalmente trinitaria. « El misterio de la Santísima Trinidad es el misterio central de la fe y de la vida cristiana ».(CEC 234; cf CEC 2157.)

    El cristocentrismo trinitario del mensaje evangélico impulsa a la catequesis a cuidar, entre otros, los siguientes aspectos:

    - La estructura interna de la catequesis, en cualquier modalidad de presentación, será siempre cristocéntrico-trinitaria: « Por Cristo al Padre en el Espíritu ».( DCG (1971) 41; cf Ef 2,18.) Una catequesis que omitiese una de estas dimensiones o desconociese su orgánica unión, correría el riesgo de traicionar la originalidad del mensaje cristiano.(Cf DCG (1971) 41.)

    - Siguiendo la misma pedagogía de Jesús, en su revelación del Padre, de sí mismo como Hijo y del Espíritu Santo, la catequesis mostrará la vida íntima de Dios, a partir de sus obras salvíficas en favor de la humanidad.( Cf CEC 258. 236 y 259.) Las obras de Dios revelan quién es Él en sí mismo y, a la vez, el misterio de su ser íntimo ilumina la inteligencia de todas sus obras. Sucede así, analógicamente, en las relaciones humanas: las personas se revelan en su obrar y, a medida que las conocemos mejor, comprendemos mejor su conducta.(Cf CEC 236.)

    - La presentación del ser íntimo de Dios revelado por Jesús, uno en esencia y trino en personas, mostrará las implicaciones vitales para la vida de los seres humanos. Confesar a un Dios único significa que « el hombre no debe someter su libertad personal, de modo absoluto, a ningún poder terrenal ».(CEC 450.) Significa, también, que la humanidad, creada a imagen de un Dios que es « comunión de personas », está llamada a ser una sociedad fraterna, compuesta por hijos de un mismo Padre, iguales en dignidad personal. Las implicaciones humanas y sociales de la concepción cristiana de Dios son inmensas.( Cf CEC 1702.1878. Sollicitudo Rei Socialis (n. 40) utiliza la expresión «modelo de unidad», al referirse a este tema. El Catecismo de la Iglesia Católica (n. 2845), habla de la comunión de la Stma. Trinidad como «la fuente y el criterio de verdad en toda relación».) La Iglesia, al profesar su fe en la Trinidad y anunciarla al mundo, se comprende a sí misma como « una muchedumbre reunida por la unidad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo ». (LG 4b)

    Oración del Catequista

    Señor Jesús:

    Aquí me tienes para servirte
    y colocar a tus pies la labor en que estoy empeñado.
    Tú me escogiste para ser catequista,
    anunciador de tu Mensaje a los hermanos.
    Me siento muy pequeño e ignorante,
    soy a menudo inconstante,
    pero sé que Tú me necesitas.
    Gracias por confiar en mí, pequeño servidor tuyo.
    Estoy pronto a cumplir esta hermosa tarea
    con sencillez y modestia, amor y fe.
    Quiero ser instrumento tuyo
    para despertar en muchos hermanos:
    cariño por tu persona,
    confianza en tus promesas,
    deseos de seguirte como discípulo.
    Bendice día a día mis esfuerzos;
    pon tus palabras en mis labios,
    y haz que, en comunión con mis hermanos,
    pueda colaborar en extender tu Reino.

    María, tu que seguiste siempre con fidelidad
    las huellas de tu Hijo,
    guíanos por ese mismo camino.

    Amén.



     
      Enlaces Relacionados
    · Más Acerca de Noticias Escuela de la Fe
    · Noticias de administrador


    Noticia más leída sobre Noticias Escuela de la Fe:
    ESPECIAL NAVIDAD

      Votos del Artículo
    Puntuación Promedio: 3.5
    votos: 4


    Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

    Excelente
    Muy Bueno
    Bueno
    Regular
    Malo


      Opciones

     Versión Imprimible  Versión Imprimible

     Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo





    Instituto Escuela de la Fe, con 35 años de experiencia internacional en la formación de Educadores de la Fe
    Perteneciente a la Universidad Finis Terrae, www.uft.cl
    Pedro de Valdivia 1509, Providencia, Santiago, Tel.(562) 4207222 - 4207328.
    Todos los logos y marcas registradas que aparecen en este sitio son propiedad de sus respectivos autores.
    Los comentarios publicados son responsabilidad de quien los emite y no representan necesariamente la postura de nuestra Institución.
    Ofrece noticias, documentos de la iglesia para descargar, aviso de eventos y actividades, foros y cursos a distancia
    Página Generada en: 0.148 Segundos